Las zonas de busto y glúteos suelen perder firmeza por diferentes razones como pérdida de peso, malas posturas, el paso del tiempo, embarazos y lactancia, entre otros.

 

pechos-opencel1